Sabías que el limón ayuda a limpiar el microondas?

Este truco casero para acabar con la suciedad del microondas es uno de los más populares y eficientes. Empezamos con un limón, que podemos o bien exprimirlo o bien cortarlo por la mitad en dos partes. Una vez realizado este paso, ponemos los trozos de limón en un recipiente (un vaso, por ejemplo) con 300 ml de agua, acompañado de un poco de bicarbonato o de una rama de perejil.

Después lo metemos al microondas y lo calentamos durante cinco minutos a máxima potencia hasta que el interior del mismo quede empañado gracias al vapor que se va generando - el mismo que hará reblandecerse la suciedad. Una vez transcurrido este tiempo, abrimos la puerta y sacamos el recipiente (con cuidado de no quemarnos). Acto seguido pasamos una bayeta o un trapo por el interior. Así es como de fácil hacemos para limpiar el microondas con agua y limón, dejando un agradable aroma.